3er Nivel - Biodiversidad y adaptación al cambio climático

Biodiversidad y adaptación al cambio climático

El desarrollo de una agricultura más tecnificada y moderna ha traído consigo una drástica disminución de la diversidad tanto en el número de especies cultivadas como en el de variedades utilizadas. Esta diversidad es esencial para el desarrollo de nuevas variedades que permitan adaptar nuestros sistemas agrarios al cambio climático.

En ITACyL se trabaja en:

  • La evaluación y caracterización de material vegetal de los cultivos más representativos de la Comunidad, conservando variedades tradicionales en nuestro banco de germoplasma y protegiendo así los recursos fitogenéticos.
  • La selección y mejora de estas variedades para mejorar los rendimientos y la calidad de nuestras producciones para la adaptación al cambio climático.
  • La evaluación de la adaptación a nuestros agroecosistemas de nuevas variedades y nuevos cultivos permite, además, la diversificación de nuestros productos y la colonización de nuevos nichos de mercado para abastecer las necesidades de la industria transformadora.

 

 

 

 

 

 

 

 

Proyectos

Publicador de contenidos

angle-left Obtención de variedades de trigo duro adaptadas a Castilla y León de alta calidad para la industria transformadora

Obtención de variedades de trigo duro adaptadas a Castilla y León de alta calidad para la industria transformadora

318556

Título

"Obtención de variedades de trigo duro adaptadas a Castilla y León y de alta calidad para la industria transformadora"

Presupuesto total

350.118,32 € (Tasa de cofinanciación FEDER 50%)

Período

Diciembre 2015 - diciembre 2020

Objetivos

En España, a diferencia de otros países como Italia, apenas ha existido mejora genética de trigo duro. El interés de disponer de un programa de mejora propio, capaz de producir variedades de calidad y adaptadas a las zonas donde hayan de cultivarse es evidente. El desarrollo del proyecto permitirá poner a disposición del sector primario de Castilla y León, variedades de trigo duro (Triticum durum L.) de alta productividad y resiliencia a los cambios ambientales esperados en un escenario de cambio climático, capaces de responder a las demandas de calidad del sector transformador y resistentes a los principales estreses bióticos, con especial atención a las enfermedades.

Estas variedades han de incorporar las siguientes características:

  • Productividad elevada y estable.
  • Elevada calidad para sus diferentes aplicaciones tecnológicas y, en especial, para la industria semolera.
  • Incorporación de resistencia genética a las enfermedades fúngicas más importantes (roya amarilla y de la hoja, septoria y oidio).
  • Adaptación a las principales zonas agroclimáticas de cultivo en Castilla y León.
Resultados hasta el momento
  • Durante la primera campaña de proyecto, 2015-2016, se han realizado diversos ensayos en los cuales a lo largo de todo el ciclo de cultivo se llevó a cabo una caracterización del material ensayado, basándose en criterios adaptativos, agronómicos, sanitarios y de calidad. Tras el análisis de la información recabada para cada genotipo se han seleccionado los materiales que pasan a la generación siguiente.
  • Con el material más avanzado, se han realizado ensayos en distintas localidades con el objetivo de estudiar la adaptación de los mismos a distintas condiciones climáticas. A diferencia de líneas menos avanzadas, se han obtenido datos y material para su utilización en la campaña posterior.

Otros datos de interés