3er nivel - Noticias y eventos

Noticias y eventos

Publicador de contenidos

null El ITACYL lidera la detección de virosis en fresas de los viveros de toda España para la obtención de planta certificada

El ITACYL lidera la detección de virosis en fresas de los viveros de toda España para la obtención de planta certificada

05 dic 2019

Castilla y León es la comunidad líder en Europa en la producción de planta madre de fresa, con más del 90% de la producción europea, lo que sitúa a España como el segundo país con mayor producción a nivel mundial, por detrás de Estados Unidos

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL) lidera en la actualidad los estudios para la detección de virosis en fresas de los viveros de toda España con categoría de productor- seleccionador. Así, en los invernaderos de alta tecnología del instituto, y mediante la técnica del indexaje, se injertan hojas de las plantas a testar sobre plantas indicadoras. Posteriormente, se realizan observaciones visuales para detectar síntomas de virosis y poder certificar la producción de planta madre exenta de virus. Todo ello, siguiendo las pautas del Reglamento Técnico de Control y Certificación de plantas de vivero, que establece que es necesario verificar que las plantas de fresa están libres de virus.

La detección de enfermedades y plagas en la planta madre de fresa producida en Castilla y León adquiere una gran importancia, ya que es la comunidad líder en Europa en la producción de planta madre de fresa, con más del 90% de la producción europea, lo que sitúa a España como el segundo país con mayor producción a nivel mundial, por detrás de Estados Unidos. La planta madre de Castilla y León se traslada luego a otros lugares para la producción de fruta, siendo Huelva el destino de más del 50% de las plantas, seguida de otros mercados como Marruecos, Italia y Grecia.

La fresa es una planta con unas necesidades complejas en cuanto a manejo y cultivo, y Castilla y León tiene las condiciones agroclimáticas idóneas para este cultivo, razón por la cual en la Comunidad se concentran la mayor parte de los viveros de altura de Europa. El clima de nuestra región cumple con los requisitos de temperatura y luz que la planta de fresa necesita al estar situada entre los paralelos 40 y 42º N.

Por un lado, favorece la acumulación de frío en otoño, ya que la fresa debe pasar unas determinadas horas de frio para obtener una adecuada multiplicación vegetativa y producción de frutos. En cuanto al fotoperiodo, a finales de verano se produce una reducción de las horas de luz, que da lugar a una adecuada multiplicación vegetativa con la producción de estolones. Asimismo, la obtención de las plantas madre en Castilla y León mejora el control fitosanitario del cultivo, ya que favorece la ruptura del ciclo vital de diferentes plagas y enfermedades en las zonas productoras de fresa para fruto.